Consejos a la hora de solicitar un préstamo

Tener la posibilidad de recibir un préstamo nos permite hacer frente a problemas inesperados, como una avería de nuestro coche, una tubería dañada en el hogar, una descompostura de la nevera, etc. Sin embargo, debemos tomar en cuenta varios aspectos a la hora de pedir un préstamo, todo lo cual no es dinero regalado, sino una deuda que deberemos pagar con intereses, por tanto, en pro de ser financieramente responsable, se hace necesario tener una buena disciplina financiera para no hacer que un pequeño préstamo se convierta en un futuro problema económico. A continuación  algunos consejos al respecto:

Pide prestado lo necesario: si necesitas reparar tu coche, realizar alguna reforma importante u otros, es importante no pedir más de lo necesario. Es valido pedir un poco más de lo presupuestado para subsanar cualquier inconveniente que pueda elevar el costo de una reparación u otro gasto a subsanar, pero no vale aprovechar para pedir un poco más de dinero para darnos gusto en algún capricho.

Aprende más en este enlace

No tiene nada de malo consentirse, pero si acostumbras a dejarte llevar por la tentación de comprarte algo al tener la posibilidad de pedir un préstamo, estarás alimentando un habito que, sin que te des cuenta, será un gran obstáculo en tu vida. Por ello, a trabajar la voluntad.

Escoge bien al prestamista: el que haya una buena justificación para pedir un préstamo no quiere decir que vayamos a solicitar uno a la primera empresa que se nos cruce. Analiza tus opciones, revisa detenidamente las condiciones, plazos, tasas de intereses y elige la que mejor te convenga.

No dejes que una urgencia económica sea una ventana para que empresas logren endeudarte más de lo necesario. Tomate tu tiempo para leer los contratos de un préstamo, pregunta si no entiendes algo, y no dejes que te presionen para firmar un acuerdo. Siempre ten en mente que, en cuestiones financieras, no tener las cosas claras a la hora de hacer tratos puede traerte después grandes dolores de cabeza.

Paga cuanto antes: muchas empresas bonifican intereses cuando un préstamo es pagado con anticipación. Decántate por los préstamos que tengan esta condición si estimas que podrás devolver el dinero mucho antes de lo acordado, en otro caso, decántate por aquellos prestamos de tasa fija.

En cualquiera de los casos vale la pena pagar antes si te es posible, recuerda que mantener un buen historial crediticio te permitirá acceder en el futuro a nuevos préstamos. Así mismo, un buen perfil crediticio te abrirá las puertas a mejores condiciones de préstamo, como tasas de interés más bajas, mejores condiciones de pago, montos de crédito más altos, etc.

Fuente: https://elcazaprestamos.com.mx/

Deja una respuesta